myspace hits counter
Inicio | Energía |Especiales

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? (I)

| | 2 comentarios

Encender la luz de nuestro hogar, poner la lavadora o el lavavajillas, trabajar con el ordenador…etc. es a partir de ahora un 4,8% más caro. En lo que va de año, la tarifa eléctrica ha subido un 7,6% y tanto organizaciones de consumidores como la OCU como partidos políticos y asociaciones de empresas ya han puesto el grito en el cielo ante lo que consideran que es un atropello.

Estemos o no de acuerdo con la subida de la luz, y entendamos o no las razones por las que tenemos que pagar más por un servicio básico, lo cierto es que a muchas familias y empresas la única opción que les queda es la de ahorrar. En MuyAhorro queremos poner nuestro granito de arena, y os mostramos cómo podemos hacerlo.

Uso básico de la luz

Aunque parezca mentira, la mayoría de los hogares españoles utiliza mucha más energía de la que necesita. Al considerar la luz como un servicio básico, no nos planteamos cuánta energía gastamos cada vez que la encendemos. ¿Cuánto tiempo permanece encendida la luz en un cuarto de nuestra casa en el que no hay nadie? ¿Por qué encendemos las lámparas del techo cuando por la ventana entra luz natural más que suficiente?

  1. Responder a estas dos simples preguntas nos ayuda a concienciarnos sobre la gran cantidad de energía que estamos derrochando, y de forma pasiva (vigilando cómo usamos la luz) podemos comenzar a ahorrar. Sin embargo el verdadero ahorro se produce cuando pasamos a la acción. Algunos ejemplos pueden ser los siguientes:
  2. Evitar los tubos fluorescentes y las bombillas que no sean de bajo consumo.
  3. Elegir el sistema de iluminación necesaria para cada actividad y optar por sistemas de luz indirecta que proporcionan una iluminación uniforme en las habitaciones.
  4. Si tenemos la intención de pintar una habitación, hacerlo utilizando colores claros (especialmente el blanco) de modo que la luz se refleje de forma más intensa.
  5. Una buena idea, mucho más barata de lo que podemos pensar, es instalar detectores de presencia y temporizadores que, configurados de forma apropiada, son capaces de encender la luz sólo cuando es necesario.

Electrodomésticos

Antes de adquirir un nuevo electrodoméstico es esencial que tomemos nota de cuál su consumo energético. El grado de eficiencia energética (que va desde la A hasta la F) es un claro indicador de esta eficiencia, siendo de clase A los electrodomésticos más eficientes y F los menos. Cuanta mayor sea la eficiencia del aparato, menor será su consumo y por lo tanto, más ahorraremos en la factura de la luz.

En el caso de los considerados como grandes electrodomésticos (frigorífico, lavadora, lavavajillas, etc.) la máxima eficiencia energética se consigue cuando lo hacemos en plena carga, utilizando programas de ahorro (media carga, etc.) cuando no necesitamos usarlos a pleno rendimiento.

En el caso del pequeño electrodoméstico (secadores de pelo, radios, etc.) conviene desenchufarlos de la corriente eléctrica, incluso cuando están apagados. Los aparatos como televisiones y vídeos debemos apagarlos completamente ya que cuando los apagamos únicamente con el mando a distancia, ciertos componentes continúan conectados.

En los siguientes artículos explicaremos algunas buenas prácticas que podemos llevar a cabo con cada uno de nuestros electrodomésticos, obteniendo importantes ahorros en cada una de nuestras facturas.

Categorías: Energía, Especiales
Etiquetas: , , ,