myspace hits counter
Inicio | Consumo |Destacados |Energía |Vivienda

Decálogo para mantener nuestro hogar en invierno

| | 1 comentario

Las bajas temperaturas que estamos sufriendo durante los últimos días  dejan las cosas muy claras: el invierno ya está aquí. Con él llegan sus amigas las inclemencias meteorológicas (lluvia, nieve, frío), por lo que además de vigilar más de cerca nuestra salud, también deberíamos tener especial cuidado con el mantenimiento de nuestro hogar.

Una acción preventiva puede ahorrarnos algún que otro disgusto y si por ejemplo, seguimos el decálogo que Reparalia ha elaborado para sobrevivir a este invierno, seguro que podremos evitar más de una avería en nuestro domicilio particular. Sus principales indicaciones son las siguientes:

1. Revisa la caldera de agua caliente.

2. Purga adecuadamente los radiadores para evitar fugas y pérdidas de eficiencia.

3. Aísla adecuadamente puertas y ventanas, de forma que queden más protegidas de las inclemencias climatológicas y contribuyan a mantener la temperatura del hogar.

4. Comprueba que las persianas estén bien fijadas para evitar que el viento pueda arrancarlas.

5. Asegúrate de que la antena o antenas están bien fijadas.

6. Prevé la congelación de tuberías en el interior: mantén el sistema de calefacción a un mínimo de 5ºC mientras no estás en casa, de forma que las tuberías no se hielen

7. Comprueba que las tuberías exteriores estén adecuada y completamente recubiertas y aisladas para evitar percances como congelación o corrosiones.

8. Revisa la presión de agua: una presión elevada puede causar averías o ruidos en las tuberías. Cuando se superan los tres bares, el agua sale con tanta fuerza que puede provocar fugas e, incluso, estropear los grifos.

9. Comprueba si hay fugas de agua en tuberías y accesorios de fontanería. Electrodomésticos como congeladores, lavavajillas, calentadores y lavadoras tienen casquillos de caucho o arandelas que se debilitan con el tiempo, compruébelos para colocarlos apretándolos bien.

10. Revisa la instalación eléctrica: compruébala y asegúrate de que tienes contratado un nivel de suministro adecuado para responder a la demanda energética de tu hogar (sobre todo, si dispones de calefacción eléctrica.

Solucionar una avería por falta de mantenimiento en el hogar puede ir desde los 50 euros del cambio de un enchufe a los 300 euros por la sustitución de un diferencial o los 400 euros que puede costar de media una caldera nueva, así que ya sabéis: siempre es mejor prevenir.

Categorías: Consumo, Destacados, Energía, Vivienda
Etiquetas: