myspace hits counter
Inicio | Consumo |Destacados

La diferencia del ‘on’ al ‘off’ se cuenta en euros

| | 0 comentarios

Si eres de los que se dejan la televisión encendida o ponen lavadoras continuamente, deberías saber que puedes llegar a fin de mes sin llevarte un susto con la factura. Basta con prestar atención a la etiqueta energética que acompaña a estos aparatos. Esta especie de tarjeta debe incluirse de forma obligatoria en frigoríficos, congeladores, lavadoras, lavavajillas, secadoras, lavadoras, fuentes de luz domésticas, horno eléctrico y aire acondicionado desde hace más de quince años.

Además de darte información sobre el consumo eléctrico y la potencia que requieren cada uno de ellos, esta especie de DNI del equipamiento también permite conocer cuáles son los aparatos que reducen el impacto para el medio ambiente, así como que permite al distribuidor, que la satisfacción del consumidor sea mayor.

El etiquetado tiene una parte común, que trata sobre la clase de eficiencia energética y que se ha visto modificado recientemente. Por otra parte, según el tipo de electrodoméstico que sea, la tarjeta hará también referencia a alguna funcionalidad propia. Es el caso del horno con la capacidad del calentamiento, o la eficacia del lavado, para los lavavajillas.

El objetivo es que el etiquetado energético se extienda al mayor número de aparatos posibles. Todos los neumáticos de la Unión Europea, por ejemplo, deberán incluir las mencionadas tarjetas a partir del 1 de noviembre de 2012, excepto los destinados a los coches de carretera y todo terreno.

El etiquetado energético destinado a los neumáticos deberá mostrar el nivel de eficiencia al que pertenecen (de la G a la A+++) y otros factores más específicos, tales como su capacidad de adherencia a suelos mojados, el consumo de carburante o si producen un ruido excesivo. Los televisores, por su parte, también incorporarán este etiquetado. De  este modo, todos los que se pasan horas y horas con este aparato encendido podrán velar por evitar un consumo de energía excesivo a fin de mes.

Por último, los edificios también tendrán que dar ejemplo. El Parlamento Europeo ha aprobado una nueva directiva según la cual a partir de 2020 toda nueva construcción deberán tener un consumo lo más cercano a cero posible. Y la que ya esté construida, deberá procurar también llegar a niveles máximos de eficiencia.

Categorías: Consumo, Destacados
Etiquetas: , , , , ,