myspace hits counter
Inicio | Destacados |Finanzas Personales

Cómo cancelar un depósito y cuánto puede costarnos

| | 0 comentarios

En ocasiones pedimos préstamos puntuales por necesidades que surgen sin esperarlo: se nos estropea el coche, hay que realizar una reforma en la casa con urgencia, llegan simultáneamente varios recibos y seguros para abonar, etc. Las situaciones pueden ser de lo más variopintas y es por ello que en los últimos meses se han puesto en marcha muchos créditos para sufragar este tipo de imprevistos.

Las entidades financieras saben que, especialmente en tiempo de crisis, es muy común que las familias necesiten ayudas económicas por importes no excesivos pero sí muy necesarias para su día a día. El problema está en los intereses de estos productos, que suelen ser altos, y en el momento de la cancelación. Y por ello este artículo, para dar una orientación sobre cómo cancelar uno de estos depósitos y cuánto podría costarnos.

Eso sí. Hay que saber que hay depósitos que no permiten la cancelación anticipada, como es el caso de los depósitos regalo o algunos depósitos remunerados en efectivo. Pero si la entidad en cuestión accede a dicha petición devengará una comisión u ofrecerá una rentabilidad menor. Sea como fuere, estos son los puntos que deberemos tener en cuenta para terminar con un crédito.

  • Porcentaje de comisión, que se aplicará sobre el capital que sea objeto de cancelación anticipada por el periodo que medie entre la fecha de cancelación y el vencimiento pactado del depósito. Por tanto, se procederá a devolver el capital ms el interés pendiente habiendo sido reducido por la comisión en cuestión. Hay que saber además que el Banco de España puntualiza que, al tratarse de los depósitos a plazo fijo tradicionales, dicha comisión no puede exceder del importe de los intereses brutos devengados por el capital objeto de cancelación anticipada. Es decir, que la comisión siempre será menor que los intereses que se deberían haber recibido desde la fecha de contratación hasta la cancelación.
  • Ventanas de liquidez. Algunos depósitos ofrecen la posibilidad de aprovecharse de las ventanas de liquidez. Se trata de momentos dentro del plazo en el que se permite retirar el dinero total o parcialmente de forma gratuita o devengándose una nueva rentabilidad menor.
  • Nueva rentabilidad. En el caso que la entidad ofrezca una nueva rentabilidad, es debido a que a la rentabilidad inicial del depósito ya se le ha calculado la comisión y se muestra con una nueva TAE resultante, haciéndolo más comprensible para el cliente. Esta forma se usa en todo tipo de depósitos, pero mayormente en depósitos crecientes, dado que cada periodo tiene su propia rentabilidad por lo que según el periodo en el que se cancele, devengará una remuneración u otra.
Categorías: Destacados, Finanzas Personales
Etiquetas: , , , , , , ,