myspace hits counter
Inicio | Destacados |e-commerce |Especiales |Noticias |Uncategorized

Ahorra tiempo y dinero vendiendo en Internet

| | 1 comentario

Internet se ha convertido en un gran escaparate global en el que podemos vender hasta la última de nuestras posesiones. Lo que a nosotros no nos sirve o incluso lo que estamos a punto de tirar, puede resultar útil para otra persona en un punto indeterminado del planeta.

Ahora bien, vender on-line tiene sus propias reglas. Para optimizar el tiempo que invertimos en cada venta y por qué no, para ahorrarnos unos cuantos euros en todo el proceso, en Lifehacker nos recomiendan seguir las siguientes claves.

1. ¿Cuánto puedes sacar por tus viejas reliquias?

Obviamente, lo primero que tenemos que determinar es saber cuánto podemos obtener por aquello que queremos vender. Libros, discos, etc. a menos que no sean rarezas e imposible de encontrar en la Red, es difícil que podamos darles una salida viable (relación tiempo invertido en todo el proceso/gastos de envío/beneficios) con la excepción de que podamos vender grandes lotes.

Por otro lado los aparatos de electrónica (especialmente de Apple) tienen una buena salida en Internet siempre que se encuentren en buen estado. En cualquier caso una búsqueda preliminar en portales como eBay, Segunda Mano o similares, puede ayudarnos a conocer si existe demanda de lo que queremos vender y a cuánto se estás vendiendo objetos similares.

2. Asegúrate de que lo que vendes se encuentra en el mejor estado posible

Es de sobra conocido que el estado de conservación en el que se encuentre el objeto que queremos vender, influye decisivamente sobre su precio.

Especialmente si lo que vamos a vender es un gadget tecnológico, el comprador agradecerá que no hayamos tirado el envoltorio original, que nos hayamos tomado la molestia de limpiarlo y que tenga ese halo de “casi nuevo” que le haga ver que está comprando una ganga.

3. Asegúrate que borras toda tu información personal

A nadie le gusta comprar un teléfono de segunda mano para descubrir en su interior fotos y otro tipo de material más o menos íntimo y privado del que se lo ha vendido.

Esto por no hablar del compromiso que puede suponer para nuestra privacidad el hecho de que nos hayamos dejado datos como nuestra cuenta bancaria, o distintas contraseñas de redes sociales en las que participamos.

Para evitar problemas no basta con borrar los datos de forma manual, sino que deberemos indicar al sistema que lo que queremos es devolver nuestro dispositivo a sus ajustes de fábrica.

4. Una buena imagen vale más que mil palabras

Una imagen de buena calidad, que refleje fielmente lo que queremos vender, ayuda a aumentar las posibilidades de obtener un buen precio y de que más compradores se interesen por nuestro producto.

Por contra, las imágenes de mala calidad, desenfocadas, pobremente iluminadas, etc. provocan un rechazo instantáneo en el consumidor, que ya no se mostrará interesado en comprar lo que queremos ofrecerle, aunque esté en perfecto estado.

5. ¿Cuál es el mejor espacio para vender?

En Internet podemos encontrar un gran número de plataformas en las que “desprendernos” de lo que nos sobra en casa. Portales de subastas como eBay, directorios de anuncios como SegundaMano, nichos especializados en determinados productos, foros de coleccionistas, etc.

A esto hay que sumar el papel que han conseguido en los último tiempos las redes sociales. Facebook y Twitter han demostrado ser buenas plataformas de venta entre particulares.

Cada una de estas opciones tiene por supuesto sus ventajas e inconvenientes y en muchas ocasiones puede sernos útil abrazar más de un canal de venta.

6. Evita gastos innecesarios

Cuando anunciamos nuestros productos en portales como eBay y otros, suelen cobrarnos si queremos que nuestro anuncio sea destacado, si queremos incluir más fotos de las que se nos ofrecen con el paquete básico o si queremos ofrecer una plataforma de pagos como PayPal para facilitar la transacción.

Existen algunas alternativas que podemos considerar para ahorrarnos algunos euros. Podemos por ejemplo utilizar un iframe en eBay para incluir más fotos, o podemos apostar por Amazon WebPay evitando las tarifas de PayPal, por mencionar algunas de las alternativas.

7. Evita parecer un spammer o un scammer

De la misma forma que una buena foto resulta fundamental para dar credibilidad al producto que queremos vender y a nosotros mismos como vendedores, un texto que sea impecable desde el punto de vista ortográfico y gramatical también ayuda.

Precisamente, muchos de los correos que contienen phishing o spam y que con frecuencia aterrizan en nuestra bandeja de entrada, suelen destacar por una gramática pobre y errores ortográficos de bulto.

8. Incrementa la exposición de tu anuncio

Cuantas más personas vean tu anuncio, más posibilidades tendrás de cerrar una venta rápida, obteniendo además un precio mejor.

Existen muchos trucos para mejorar la exposición de tu anuncio y varían en función de la plataforma utilizada. Por ejemplo está demostrado que en eBay los anuncios que mejor funcionan son los que se publican entre las 18.30 y las 22.30

De forma similar en portales de anuncio como SegundaMano resulta útil actualizar y re-editar nuestro anuncio cada pocos días para evitar que acabe en la “larga cola”.

9. Vender rápido

Normalmente tener un poco de paciencia va a ofrecernos mejores resultados que intentar vender nuestro objeto a toda prisa y de forma precipitada.

No obstante, si tenemos cierta urgencia por vender, existen ciertas herramientas que nos pueden ayudar. Por ejemplo, podemos vender nuestros objetos por lotes, o apostar por la opción “Comprar ahora” de eBay evitando el tiempo de subasta.

Categorías: Destacados, e-commerce, Especiales, Noticias, Uncategorized
Etiquetas: , , , , ,